Ir al contenido principal

Entradas

ARTE Y CINE, HERMANOS

He vuelto a ver una película que fue una de mis favoritas, Rocco y sus hermanos (1960). Los favoritismos no tienen mucha explicación aunque puedan tener fundamento. Es una película que se suele incluir en el movimiento neorrealista italiano dada su temática en torno a la migración a Milán de una familia del sur de Italia, pero me da la impresión de que su realidad niega tal adscripción. Creo que lo que más destaca en ella, aun sobre lo que narra, es una estilización muy del gusto de su director, Luchino Visconti.

Hay un barroquismo en su puesta en escena y una belleza en las sucesivas tomas que creo la alejan de su apariencia neorrealista y la acercan a lo que será el cine posterior de su director.
Buen emblema de lo que apunto es la belleza encarnada de algunos personajes, como los que interpretan Claudia Cardinale y Alain Delon; precisamente una belleza que formaría parte de la suntuosidad decadente de El Gatopardo, una de las obras cumbres del gran cineasta italiano.

Y…
Entradas recientes

¿ME ESPERABA?

En la víspera de visitar el Taj Mahal (hoy justo hace un año) la suave presencia en Agra del coloso en la lejanía se imponía con su potencia icónica a los pasos que recorrían la ciudad con una curiosidad muy bien adaptada a la anarquía del lugar.

Y aparecieron el antiguo fuerte, el río Yamuna, el más sagrado tras el Ganges, que venía muerto de Delhi y lo ocultaba con su bella grisura, el casco antiguo, expresión de un terremoto permanente de vida y miseria, y el “pequeño Taj”, de nuevo junto al río, rutilante, exquisito, como varado en una permanencia ancestral subrayada por los búfalos pastoreados en pleno centro de la ciudad.

Toda una vida en vísperas, todo un juego vital y mortal al que asistí como espectador y participante, todo un privilegio que se desarrolló en unas pocas horas, con unas luces cambiantes que parecían existir para iluminar aquello a lo que accedí como si pudiera comprender el mundo, sin digerirlo, concentrado en un pequeño espacio y en un corto tiem…

ALTURAS

El mundo está lleno de lugares señalados en altura por las culturas humanas. Son claramente lugares del anhelo en todas sus facetas. La dominación planea sobre ellos, la pretendida dominación del territorio por parte de los humanos y esa inclinación a acercarse al cielo que se cimenta en la curiosidad, lo que parece ser una de nuestras principales características.

Muchos de esos lugares fueron defensivos o/y sagrados. Sus construcciones valoran la altura que existía antes de ellas y la subrayan con su presencia, como homenajeando lo natural o pretendiendo superarlo. A veces las alturas se inclinan ante otras más emergentes, y en otras ocasiones presumen de su preeminencia como si pudieran ser imbatibles.

Hoy se han transformado en lugares de culto del turismo ciego, esa actividad que nada aprende del pasado y nada siembra para el futuro. Se están convirtiendo en sepulcros blanqueados, en corales muertos que recuerdan la belleza vital que poseyeron y ofrecieron sin abrir l…

"EL CEREBRO NECESITA EMOCIONARSE PARA APRENDER"

Eso dice un experto, y yo digo “el cerebro se emociona aprendiendo”. Al menos esa es mi experiencia desde niño, aun a pesar de la pesadilla de las clases memorísticas y dictatoriales con las que comencé a aprender en el colegio. Allí mi curiosidad tuvo alimento, aunque no estuviera muy bien aderezado, y aumentó su espesor que, desde entonces, nunca ha dejado de crecer.

Hoy la curiosidad y yo somos lo mismo, ella ha perdido su calidad de concepto, yo he disminuido la pasión por su empuje. Una simbiosis que vivo con alegría y que ilumina el camino que conduce a mi final. Sigo inventando las respuestas a las preguntas que la curiosidad me proporciona, y continúo preguntando al camino por dónde me conducirá.

Solo quiero añadir a mis vivencias el deseo de que otros, como yo, puedan emocionarse aprendiendo para que el camino del error que todos recorremos sea llevadero, ameno y punteado con el contento de enfrentarse a lo desconocido y aparentemente desvelado, con la experien…

REALISMO

Reordenando mis fotografías me he topado con unos fotomontajes que hice en Panamá hace unos años. Se puede ver en cada uno de ellos una realidad aparente formada por tres fotografías que, a su vez, reflejan otros tantos fragmentos de realidad.

Con tanto fragmento del mundo y tanta realidad fragmentada se puede deducir que lo que termina por formar cada imagen es un nuevo mundo inventado.

Toda esa fragmentación y recreación me lleva a cuestionar si lo que consideramos realidad no podría ser una forma de ver y juzgar el mundo, de compartimentarlo individual y socialmente, pretendiendo aquilatar una realidad que no es más que un invento cuya permanencia no es otra cosa que el transcurrir de una reinvención continua.

***

(A continuación de los cuatro fotomontajes referidos pongo otras imágenes tomadas directamente por la cámara en otros lugares y que podrían complementar lo que sugiero)









DETALLES PORTUGUESES

Desde la decadencia de una antigua villa hasta la rotunda modernidad de la “Casa das Histórias” del arquitecto Eduardo Souto de Moura, ambas en Cascais, pasando por la “Quinta da Regaleira”, en la particular Sintra, una villa de principios del siglo XX cargada de detalles, a su vez, de carácter masónico e iniciático, uno va encontrando y persiguiendo el mar y su inspiración hasta llegar al antiguo puerto de Ericeira, lo olvida en Mafra, con su impresionante palacio barroco y lo reencuentra en tantos caminos que se ofrecen como vías de reconciliación o disyunción en los límites atlánticos y europeos. Pequeños o grandes regalos que nos depara el caminar pausado con apariencia de libertad.

HAY ARMONÍA EN EL MUNDO