Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2014

SUBLIME (QUIZÁ)

Sublime. (Del lat. sublimis). 1. adj. Excelso, eminente, de elevación extraordinaria. U. m. en sent. fig. apl. a cosas morales o intelectuales. Se dice especialmente de las concepciones mentales y de las producciones literarias y artísticas o de lo que en ellas tiene por caracteres distintivos grandeza y sencillez admirables. Se aplica también a las personas. *** Este concepto, que hoy parece evidente pero cuya historia solo tiene dos mil años en Occidente, no es fácil de definir aunque la Real Academia Española lo haga de la forma tan ajustada que se puede leer más arriba. Yo me he acercado a él desde varios puntos de vista y lo plasmo aquí en imágenes. Fotografías que pueden ser sublimes o no y que es más fácil que solo sean un intento de acercarse a lo sublime, de plantear sus múltiples caras e incluso sus contradicciones internas sin dejar de ser lo que es, sugiere o evoca el término sublime, aquello que paraliza y hace gozar de esa forma única en la que la belleza transgrede los senti…

POSTRES

Levanté una esquina de la parda alfombra del deseo y encontré bajo ella el color, era como un polvillo exquisito que quise tocar. De inmediato, la alfombra me envolvió y comenzó el sueño. *** La tiránica alegría del poder modela miseria. Es la falacia de la no intervención. *** Cuando se reflexiona, el músculo se carga de vida y la vista percibe nuevos e inútiles colores. *** Sin habla no habría nadie, sin sueño todos serían muertos. *** Si el mundo fuera una cesta la compañía de los otros serían los agujeros que dejan entre sí el entretejerse de las fibras que la componen. *** De rodillas pensaba que el mundo era una fiesta. *** Visto lo evidente mejor apagar la luz.

DELICIAS TURCAS

PLATA EN EL MAR CAÍDA
AIRE COLOREADO
CIELO SUBTERRÁNEO LA LETRA NO ENTRA CON SANGRE
CONSTELACIÓN OTOMANA
 LA SERPIENTE DEL JUEGO DE LAS AGUAS
LINTERNA NATURAL
 LOS DERVICHES VUELAN
 NATURALEZA PLANA

SINUOSIDADES

La vida turca en Estambul parece sinuosa como sus antiguas calles y las curvas que los otomanos aparentaron amar. La inmensa ciudad de los mares es un escaparate de presencias sublimes que esconde muchos rincones que hay que buscar aunque su evidencia salta a la vista cuando se es curioso, se permanece atento y se acepta la realidad. De esa forma aparece en la ciudad, como si existieran fragmentos de un rompecabezas que solo los habitantes de la ciudad saben que no lo es, una complejidad sublime y llevadera que se superpone con su autenticidad a lo sublime que se ofrece con evidencia al visitante ocasional. En esas condiciones se puede descubrir, tras asistir a la oración islámica en la “Pequeña Santa Sofía”, el barrio de antiguas casas de madera que es la puerta de los pescadores de Kumkapi. O se puede acceder, tras recorrer el verdadero bazar popular que rodea al muy hermoso y quizá falsificado Gran Bazar, a la universidad y la importante avenida “Fevzi Pasa Caddesi”, plagada de tien…

LOS MARES, EL MAR

En el oriente mediterráneo hay un cúmulo de mares que proporcionan a aquellas aguas de costas recortadas y multitud de tierras emergentes en forma de islas un carácter especial. Unos mares que fragmentan esas aguas ancestrales que acogieron antiguas civilizaciones inaugurales de nuestra cultura; unas aguas utilizadas por el humano para el intercambio y el enfrentamiento desde hace miles de años. Y la luz parece un trasunto del cúmulo de civilizaciones superpuestas que allí sale al paso. La variedad de luces que las horas del día y los reflejos en el agua proporcionan parecen querer expresar toda la variedad que allí se encuentra y que a lo largo de la Historia ha ido dejando huella en las tierras que se asoman a aquellos mares que forman una unidad dispersa. El viajero quiere pensar, tras recorrer aquellas tierras bañadas permanentemente, que todas aquellas transformaciones creativas y dolorosas que allí se dieron no están muertas, que la vida sigue viva y puede dar paso a nuevas invenc…