Ir al contenido principal

LA NATURALEZA ES UNA METÁFORA




Las formas de la vida son infinitamente inapreciables

Un color junto a otro color puede ser el inicio de un nuevo camino
A veces, se puede bucear al aire libre
La amenaza puede ser amable
Hay escaleras que invitan a olvidar si se sube o se baja
Existen sugerencias tan mínimas como intensas

Comentarios

  1. Para mi con ser tan sorprendente, ni me da lugar a buscar mas. Es mas, hasta me cuesta entender muchas veces las explicaciones de los expertos sobre colores, estructuras, formas etc. Lo cierto es que la necesitamos mas que ella a nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, amigo Carlos. Seria espelndido que todos comprendieramos lo que dices, que la necesitamos mas que ella a nosotros.

      Gracias y saludos.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

RECUERDOS DE COLORES

¿LUZ NATURAL?

Una de las particularidades de la especie humana es la pretensión de convertir la luz en iluminación. La oscuridad, de la que huimos, enmarca, gracias a nuestros manejos, unas ansias iluminadas de aquilatar los efluvios del sol que nos conducen por caminos simbólicos con pretensiones de practicidad que abren posibilidades infinitas de estar a cubierto. El deseo, nuestro deseo, queda enmarcado así en una maraña de rayos de color que aparentan ser capaces de reinventar la vida y de negar la muerte, una vocación que parece destino irrenunciable, como si hubiéramos sido elegidos por la estrella que nos ilumina para darle un sentido a sus llamaradas ciegas.

LUGAR